Memoria olfativa: Olores que traen recuerdos

Memoria olfativa: Olores que traen recuerdos
Sin darnos cuenta los olores son más importantes de lo que nosotros pensamos el olor a galletas recién horneadas o el olor de la hierba mojada puede hacer que viajemos en segundo a los momentos más importantes de nuestra vida. Este acto es el que conocemos como memoria olfativa muy ligado a nuestro sistema emocional. Los olores nunca pasan de desapercibidos y se quedan en una pequeña parte de nuestra memoria.

Olores que traen recuerdos

Una infinidad de veces ha sucedido que determinados olores nos retrotraen a momentos en los que hemos sido felices durante nuestra infancia y nos generan una sonrisa y una sensación de bienestar. 

Sentir el aroma de galletas recién horneadas nos puede hacer recordar a nuestros padres o abuelos, o pasar frente a las puertas de un taller mecánico y sentir su olor característico nos puede llevar a esas tardes en las que nos hemos divertido jugando con nuestros primos en el taller de nuestros tíos. 

Todo esto se debe a que nuestro sistema olfativo está asociado de manera muy cercana a la memoria emotiva, haciendo que nuestros recuerdos afloren casi instantáneamente cuando sintamos un olor reconocido, incluso cuando hayan pasado décadas desde que lo percibimos.

dibujo del cerebro con diferentes colores

Esto no es algo aislado y  por eso existe la memoria olfativa, que se manifiesta en la forma de reflotar recuerdos que están ligados a diferentes aromas que hayamos sentido anteriormente, produciendo un viaje de nuestra memoria.

Esto ocurre sobre todo en aquellos momentos que nos han traído alegría o algún tipo de sensación que no hayamos podido olvidar con el paso del tiempo, que estarán guardadas en nuestra memoria, pero saldrán a la luz inmediatamente frente al primer estímulo reconocido. 

¿Qué es la memoria olfativa?

Todo eso que nos pasa inmediatamente cuando sentimos un aroma que nos lleva a otro momento de nuestras vidas es denominado memoria olfativa y se trata en una asociación que tu cerebro desarrolla entre un momento particular de tu vida y un aroma que has sentido.

Esto te hacer recordar situaciones de tu vida que no necesariamente son felices, sino que en algunos casos también te pueden llevar a momentos desagradables o a determinados lugares, vacaciones, o familiares, por lo general situaciones que te han marcado la vida de alguno u otra manera. 

El mecanismo por el cual se produce la memoria olfativa nada tiene que ver con la razón, sino más bien con nuestro instinto como mamíferos, ya que no solo los seres humanos poseemos memoria olfativa, sino que todos los mamíferos del reino animal lo presentan y tiene que ver con generar vínculos de tipo social o, como te mencionábamos anteriormente, de tipo emocional. 

mujer dibujada con garabatos

Es por esto que tanto en el caso de los animales como en el de los seres humanos recién nacidos, el olfato sirve para desarrollar el primer vínculo afectivo importante de la vida que es el reconocimiento del olor de nuestra madre, para que nunca jamás olvidemos que se trata de ella, incluso cuando aún no la podemos percibir con el resto de nuestros sentidos. 

Muchas veces hemos pasado por algún lugar junto a amigos y hemos reconocido un olor que a nosotros nos parece por demás agradable y la persona con la que estamos nos dice que el mismo aroma le repugna y esto tiene que ver claramente con la memoria emotiva.

Esta nos puede hacer vivir sensaciones opuestas en base a la situación de la vida que nosotros enfrentábamos en el momento en el que sentíamos ese olor. 

Es por esto que cuando llegamos a otros países, podemos sentir aromas particulares que tienen que ver con el entorno y otras cuestiones culturales, algo que a nosotros quizás no nos gusta del todo, pero cuando un nativo de esa zona vuelve allí después de muchos años, esos olores lo harán sentir en casa. 

Nuestro cerebro codificará inmediatamente el olor que llega a nuestro sistema olfativo y nos generará aquella sensación que percibíamos en el momento en el que recibíamos este tipo de estímulo.

Determinados olores nos traerán la seguridad y el confort que vivíamos en nuestros hogares o casas de familiares y otros aromas nos borrarán la sonrisa y nos llevarán a momentos difíciles o situaciones particulares en las que no nos sentíamos del todo seguros. 

¿Cómo funciona la memoria olfativa?

fotos antiguas

Hasta ahora hemos entendido que los olores nos llevarán a momentos de nuestro pasado y que este es un mecanismo instintivo de todos los mamíferos, entre los cuales nos encontramos los seres humanos.

Pero ¿cuál es el procedimiento que realiza nuestro cuerpo por el cual un aroma se entrelaza con un recuerdo olfativo?

Para entender esto primero tenemos que pensar en el mecanismo del aparato olfativo. Todo comienza en la recepción de estos olores, que se produce mediante determinados receptores que se encuentran en el interior de nuestra nariz, a los que la ciencia denominó epitelios olfativos. 

Una vez que esta información es decodificada por estos epitelios, esta llegará a diferentes partes de nuestro sistema neurológico y donde más repercutirá es en las estructuras de nuestro cerebro que responden de manera fisiológica a diferentes estímulos, denominado sistema límbico. 

La emoción y el recuerdo de esa emoción que hemos sentido en algún otro momento de nuestras vidas llegan a través de la amígdala y el hipocampo respectivamente, como los dos factores fundamentales de la memoria olfativa.

Esta no está ligada solamente a aromas que hayamos percibido en vida, sino que además se puede conectar con sensaciones que percibíamos cuando estábamos dentro del útero, por eso algún aroma percibido antes de nacer también nos puede llegar a hacer sentir bienestar durante nuestra niñez. 

Elegir nuestros olores favoritos es una cuestión personal

Diferentes estudios científicos relacionados con la función de nuestros sentidos y el impacto que estos generan en nuestras emociones, han dado como resultado que elegir qué aromas son los que nos gustan y cuáles los que nos generan una sensación desagrado es una cuestión que tiene que ver específicamente con cada persona y las situaciones que esta haya afrontado o vivido cuando las percibía.

Es por eso que el aroma que a nosotros nos puede parecer desagradable, otras personas las sientan confortables y amigables. 

Se han realizado muchas encuestas acerca de la diferencia entre aromas buenos y malos y se ha llegado a la conclusión de que determinados olores que muchas personas catalogarían como desagradables, como ser el olor a algo que se quema o el olor a gasolina, para otras personas son agradables.

Mientras puede suceder que otros que son socialmente aceptados como aromas del agrado de todos, como puede ser el  de un perfume francés, a otras personas les pueden traer recuerdos ingratos y por consiguiente, parecerle desagradable. 

Esto se explica en la experiencia olfativa que nosotros mismos hayamos tenido y de la cual nos acordemos. 

Posiblemente el exquisito aroma de un perfume nos recuerde a una persona que nos ha hecho mucho daño durante nuestra infancia y llevaba siempre consigo esa fragancia, mientras que el olor a gasolina y que a mucha gente le parece desagradable, nos recuerde bellos días en los que jugábamos en la estación de gasolina perteneciente a algún familiar.

Es por esto mismo que las sensaciones son las que están ligadas a que nosotros percibamos como bueno o malo un aroma  que estamos sintiendo. 

Olores que pueden cambiar comportamientos

frasco de esencia y flor

Se han realizado muchos experimentos en los que se ha llegado a saber que puede haber diferentes olores que nos estimulen y fomenten a determinadas cosas. Así se ha llegado a la conclusión de que determinados aromas pueden aumentar la productividad de las personas que lo reciben, por lo que suelen ser utilizados en ambientes de trabajo. 

En conclusión, los aromas son uno de los influyentes más directos de nuestro estado de ánimo y nos conectan a nuestra memoria como ningún otro sentido puede hacerlo. 


Lurdes Sarmiento
Lurdes Sarmiento Redactora de belleza

Soy una persona que desde pequeñita me ha llamado mucho el mundo de la belleza y que siempre está detrás de algún tutorial con diferentes looks para aprender un poquito más.