Como lucir bronceado en invierno

Como lucir bronceado en invierno
Durante la época de verano y primavera, conseguir un bronceado perfecto de nuestra piel es una tarea bastante sencilla, pero ¿en invierno? Es mucho más sencillo de lo que crees ¿quieres saber cómo?

Bronceado en invierno

Tanto esfuerzo a la hora de pasar horas al sol, utilizando cremas solares para broncearnos de manera pareja y saludable, y conseguir ese color que tanto nos gusta y también se ve en nosotras, para que después de un pequeño tiempo sin exposición al sol este desaparezca. El bronceado nos hace vernos fantásticas, pero cuando el verano desaparece, es imposible mantenerlo de la misma manera y rápidamente volveremos a nuestra piel pálida de siempre.

Cuando tomamos sol, nuestra piel produce melanina, que son las células que se ven de color moreno y las que nos hacen lucir un bronceado de verano. El problema cuando llega el invierno es que estas células se encuentran en renovación constante, y al no tomar sol durante este período de frío, las nuevas células volverán a salir del color pálido que solemos tener durante el resto del año, es decir, que estas células ya no producirán melanina. 

Es por eso que no podemos conservar el bronceado perfecto a lo largo del año. Las células morenas son rápidamente reemplazadas por otras con menos color que el que llevábamos, y al no estar expuestas al sol, estas continúan de la misma manera.

mujer morena

Durante las épocas de primavera y verano conseguir un bronceado perfecto es mucho más sencillo, pero tranquila, durante el invierno, aunque la intensidad del Sol sea menor puedes conseguir que tu piel este perfectamente bronceada, así que no te preocupes si quieres lucir la piel bronceada este invierno en cualquier evento que tengas o en ese viaje que tienes programado tan importante con tus amig@s. Incluso si quieres puedes estar bronceada en tu boda, todo es ponerse. Estos momentos especiales requieren que toda nuestra piel se encuentre en un estado fenomenal y un buen bronceado hace que nos veamos espléndidas, incluso sin la necesidad de grandes cantidades de maquillaje. 

¿El sol del invierno broncea?

El sol broncea en todas las épocas del año y el invierno no es una excepción. Por lo que seguir tomando sol durante todo el año es una de las alternativas y quizás la más acertada para mantener el bronceado durante todo el año. 

El problema es que, si nosotros nos bronceamos tan bien durante el verano, es porque las temperaturas hacen que estemos más ligeros de ropa y pasemos la mayoría de nuestro tiempo libre en lugares abiertos, como pude ser parques y piscinas al aire libre.

En invierno, las inclemencias del clima nos obligan a estar más abrigados y demasiado cubiertos como para que el sol pueda ejercer ese efecto de bronceado sobre nosotros. 

Es por eso que para que el sol del invierno nos broncee, sería conveniente encontrar lugares que se encuentren resguardados del frío y del viento, pero que a la vez estén expuestos al sol, como puede ser una terraza o un balcón, donde nosotras podamos estar con poca ropa y tomando el sol de la mejor manera. 

Si bien la fuerza con la que el sol impactará en nuestros cuerpos no es la misma que en verano, unas horas en tu balcón podrán hacerte mantener ese moreno que tanto te gusta. 

Esta sería la forma más natural de mantener un bronceado, aunque sabemos que es una difícil tarea, sobre todo si tienes mucho el frío o si no tienes un lugar en particular donde dé el sol pudiendo exponerte a él en épocas invernales. 

Tips para broncearte sin Sol en invierno

Para enseñarte los métodos para mantenerte bronceada durante la etapa en la que te parecía imposible seguir luciendo la piel morena, que es el invierno, te contamos que existen diferentes métodos y que, desde luego, no son cien por cien naturales. 

Algunos de estos procedimientos se complementan con los procesos naturales, como el de la alimentación, con algún tipo de tratamiento y en otros casos, son métodos que si bien están autorizados, es recomendable realizarlos de manera esporádica para no dañar los nutrientes que forman los tejidos de tu piel. 

Es por eso que iremos desde los métodos más sanos y menos invasivos, hasta los que debes tener cuidado, pero con todos lograrás el objetivo de tener tu piel bronceada en esos momentos en los que no estás expuesta al sol. 

Autobronceador

dedo pulsando un spray bronceador

Los autobronceadores, también llamados cremas bronceadoras, son el método para tener la piel morena que los médicos y dermatólogos más recomiendan. Este modo es para utilizar cuando es imposible la exposición al sol y se trata de usar cremas que untaremos por toda nuestra superficie dérmica.

La gran ventaja de estos autobronceadores es que estos no producen ningún tipo de daño en los tejidos cutáneos, ya que se alojan en la capa córnea de nuestra piel, es decir, en la capa más externa, sin llegar a ser absorbida en su totalidad. 

Existen diferentes tipos y calidades de cremas autobronceadoras y seguramente acorde a sus componentes habrá algunas que se impregnen mejor en tu piel que otras. Debes buscar la opción que más te convenga. 

De todos modos, esa renovación celular de la que te hablamos más arriba, también será la causa de que el efecto de este tipo de cremas se esfume en el espacio aproximado de una semana. 

Por eso te recomendamos aplicarlo cada 7 o 10 días aproximadamente, o cuando vayas viendo que el color está desapareciendo. 

Estos son los pasos para utilizar el autobronceador de tal forma que te veas perfecta:

  • Exfoliar la piel: Ya sea con un guante de crin o vegetal, limpia todas las impurezas de tu piel antes del proceso de colocar la crema autobronceador. 
  • Utilizar cremas hidratantes: Para nunca perder la hidratación de la piel.
  • Colocar autobronceador: De manera homogénea por todas partes, evitando el fondo de ojos. 

Uno de nuestros bronceadores favoritos es el Gel Autobronceador Exprés de Clarins ya que de forma inmediata conseguiremos un tono dorado en nuestra piel sin necesidad de expornernos al Sol. Este autobronceador deja un acabado muy natural algo muy importante a la hora de utilizar estos tipos de productos ya que algunos tiñen la piel de forma muy artificial.

Bronceado con caña de azúcar

¿Sabías que existe un método con caña de azúcar que te puede mantener bronceada durante el invierno? Consiste en un tratamiento, mediante el cual se te depositarán partículas de caña de azúcar en la capa más externa de tu piel. 

Estas partículas entrarán en contacto con los aminoácidos de las proteínas que se encuentran en la dermis, facilitando un efecto natural de bronceado. Una de sus desventajas, es que hasta el momento, estos tratamientos se realizan en centros de belleza y son realmente caros, por lo que no es un método para todos los bolsillos. 

Cabinas de bronceado

cabina bronceado desde el interior

Esta técnica de realizar sesiones en la cabina de bronceado para llegar a tener una piel morena, es una de las más utilizadas desde hace muchos años, pero es conveniente destacar que esto se debería realizar de manera esporádica, para evitar daños irreparables en nuestra piel. 

El uso excesivo de las camas de bronceado puede ofrecer los siguientes problemas:

  • Envejecimiento prematuro de la dermis
  • Deshidratación
  • Arrugas 
  • Otro tipo de daños. 

La alimentación también cuenta

vaso de zumo de zanahoria y zanahorias enteras

Posiblemente, la alimentación no sea el factor desencadenante de un bronceado, pero incorporar alimentos adecuados contribuirá a mantenerlo. 

Estos son algunos de los alimentos que te ayudarán a preservar tu piel bronceada:

  • Zanahoria
  • Piña
  • Té negro
  • Suplementos alimenticios que estimulan la producción de melanina

Ya puedes quedarte tranquila, broncearte en invierno es posible, sólo tienes que seguir alguno de estos pasos y llegar a tu boda con un bronceado que te hará verte fantástica.

Lurdes Sarmiento
Lurdes Sarmiento Redactora de belleza

Soy una persona que desde pequeñita me ha llamado mucho el mundo de la belleza y que siempre está detrás de algún tutorial con diferentes looks para aprender un poquito más.