Champú en seco, un nuevo imprescindible

Champú en seco, un nuevo imprescindible
Cada día, la ciencia por el cuidado del cabello avanza en la lucha por crear productos que realcen la belleza y fortalezcan esa parte del cuerpo que tanta atención le damos durante todo el año. Uno de esos avances que la industria ha creado para mejorar las condiciones del cabello, pero sobre todo del lavado es el champú para lavar la cabeza en seco, un producto innovador que ayuda a mantener la belleza y limpieza de nuestro cabello sin necesidad de enjuagar o mojar el cabello, sobre todo en las temporadas donde predomina la humedad.

Qué es el champú seco

mujer rubia sentada

Cuando llegan los últimos meses del año se incrementa la humedad y con ello la suciedad del cabello. Para ello aparece el champú seco como un producto que disimula la suciedad del cabello, sin la necesidad de pasar por el tradicional en la ducha. El champú seco es un producto cosmético de origen capilar, que gracias a su polvo secante disimula el exceso de grasa, principal indicador de la suciedad del cabello.

Utilizar un champú seco no es sinónimo de lavarse el cabello, sino de remover los residuos de suciedad, lo cual hace de forma eficiente sobre zonas como por ejemplo, los flequillos o las puntas, lugares donde más se acumula grasa y en el que el champú seco actúa desapareciendo ese brillo característico de la suciedad, para devolverle el aspecto mate de un cabello atractivo.

Este tipo de producto tiene su origen en el talco que se echaba en las pelucas, ya que no podían ser lavadas en agua por estar hechas de material sintético. Actualmente existen productos a base de talco con los que se hacen champú seco como la arcilla, avena y hasta plantas secas.      

¿Cómo se utiliza el champú en seco?     

mujer en una peluquería aplicándole productos en el pelo

En la actualidad los productos de champú seco pueden venir tanto en polvo como en forma de aerosol para ser usado incluso en momentos fortuitos, como una salida repentina o mientras se espera un avión. 

Aunque su uso es muy recomendado cuando no se puede lavar el cabello de forma tradicional, es importante recordar que éste no lo sustituye, solo ayuda a restituir el cabello a su estado natural por un corto tiempo.

Ya sabemos que los ingredientes del champú seco eliminan la suciedad y la grasa acumulada en el cuero cabelludo de forma parcial como complemento del lavado normal, ahora es importante conocer cómo se aplica este producto para que sea efectivo totalmente.

En el caso de que el champú seco sea un producto en polvo, puede aplicarse directamente en el cuero cabelludo, si es un aerosol es recomendable hacerlo desde unos centímetros de distancia. Luego se comienza a cepillar suavemente y después con las yemas de las manos se aplican suaves masajes a lo largo del cuero cabelludo.

Después de la aplicación del producto se deja que actúe por espacio de diez minutos para que el polvo absorba el aceite y toda la suciedad, luego se cepilla de nuevo, pero esta vez bien fuerte incluso usando un secador de cabello para remover todo el champú seco.

Es importante recordar que el champú seco debe aplicarse sobre el cabello seco y nunca mojarlo ni antes ni después de su aplicación.

Este procedimiento se hace cuantas veces sea necesario hasta remover todo el producto del cabello.

Los mejores Champú Secos del mercado

Muchas  veces el tiempo es limitado y aunque siempre se sale de la casa con el cabello arreglado, el mismo tiende a deteriorarse debido al calor durante el día y si se debe seguir en la calle, lo mejor es tomarse unos minutos, aplicarse el spray y peinar de nuevo para que el cabello tome vida y se vea presentable.

Otro caso es cuando se aplican tratamientos para el cabello, como la keratina u otros tipos de alisados, aquí el champú seco es ideal debido a su falta de sulfatos y otros químicos que pueden dañar sus principios activos.

El champú seco siempre será la mejor alternativa para salir al paso en algunas emergencias, pero siempre hay que resaltar que la prioridad siempre será el lavado natural del cabello con champú y agua, ya que usar el champú seco para situaciones como remover la suciedad dejada por el fijador o la gomina, solo empeora la situación de suciedad del cabello dejando más residuos y grasa capilar.

Cada día, el uso del champú seco es más popular como un alivio para limpiar de forma express el cabello y para seguir luciendo radiante como recién salida del salón de belleza.

Sin embargo, sus mágicos resultados deben ir precedidos por una clara información sobre las características de cada tipo de champú seco y de lo que ofrecen de acuerdo al tipo de cabello o tratamiento a utilizar.

Así tenemos una pequeña lista del mejor champú en seco con sus beneficios, siendo estos ideales al momento de elegir el champú seco que más convenga al cuidado de nuestro cabello:

Russian Amber Imperial Line Dry Shampoo de Philip B. 

Puedes utilizarlo tanto en cabello mojado como seco. Deja el cabello brillante y limpio sin rastro de suciedad.

Producto Russian Amber Imperial Line Dry Shampoo de Philip B.

Instant Fresh de Fructis 

Sólo tienes que aplicarlo y cepillar el cabello. Conseguirás un pelo brillante y muy limpio.

Producto Instant Fresh de Fructis

Gliss Dry Shampoo de Schwarzkopf 

Con el patrocinio de esta gran firma, este champú asegura un cabello sin grasa durante 24 horas, dejando un cabello sin residuos y un volumen manejable a toda hora.

Producto Gliss Dry Shampoo de Schwarzkopf


Recetas caseras de champú seco

harina de trigo

Antes de decidir lavar el cabello con la técnica de champú seco, primero es importante analizar nuestro tipo de cabello y con qué frecuencia se ensucia o se mantiene limpio después del lavado, de esta forma se puede escoger el producto adecuado para aplicar.

Juntos con los productos comerciales comunes, también hay una serie de remedios caseros que fácilmente sirven como sustitutos del champú en polvo comercial, el objetivo es engañar al cabello con un polvo casero que también sirva para absorber y recoger grasa capilar.

Para empezar, se puede usar productos que fácilmente se encuentra en la cocina, como la harina de maíz o maicena, la cual se agrega en forma de spray  en todo el cabello o por grupos separados, atacando así directamente la grasa de las raíces. Luego se deja actuar durante unos minutos y se retira con el peinado hasta que no quede ningún rastro de harina o de polvo blanco, verás cómo en tampoco tiempo el exceso de grasa capilar desaparecerá.

Por otro lado están los polvos de talco que generalmente sirven para dejar suave la piel, pero que son ideales para lavar el cabello. Solamente rocías por toda la zona de las raíces y el resto del cabello, para después retirarlo con un cepillo desde la zona superior hasta abajo. Los resultados son excelentes, además de dejar un agradable olor.

 

Lurdes Sarmiento
Lurdes Sarmiento Redactora de belleza

Soy una persona que desde pequeñita me ha llamado mucho el mundo de la belleza y que siempre está detrás de algún tutorial con diferentes looks para aprender un poquito más.