Exfoliantes faciales

Encuentra tu próximo exfoliante para el rostro consultando opiniones y precios de exfoliantes
Exfoliantes faciales con mejores valoraciones

Los mejores exfoliantes faciales

Para conseguir una limpieza profunda de nuestro rostro el exfoliante se convierte en nuestro mejor aliado. Elegir el que mejor venga con tu tipo de piel es una tarea un poco más complicada, por ello, aquí podrás comprobar las opiniones de los usuarios que han probado el producto y poder encontrar así el que mejor te venga.

¿Qué es y para qué sirve el exfoliante facial?

Para conseguir una limpieza profunda de nuestra piel no sólo vale limpiar su superficie con leches limpiadoras, jabón o cremas, es necesaria la utilización de los exfoliantes que arrastran la suciedad incrustada en nuestros poros y eliminan las células muertas. Con este tipo de limpieza evitaremos que se obstruyan nuestros poros y así conseguiremos una piel perfecta.

Uno de los beneficios más conocidos de la exfoliación es la eliminación de las células muertas e impurezas de nuestro rostro y así conseguir una piel suave, pero no podemos olvidar que es un paso fundamental para conseguir que nuestro rostro absorba mejor los productos cosméticos.

¿Cómo elegir mi exfoliante facial?

Para elegir tu exfoliante facial debes tener en cuenta en primer lugar el tipo de piel que tienes ya que existen diferentes productos indicados para pieles grasas, normales, secas o mixtas. Estos productos ayudarán a limpiar tu piel en profundidad y a controlar la hidratación.

Otro punto importante a la hora de elegir tu exfoliantes es tener en cuenta el tipo de exfoliación que produce sobre nuestro rostro y cual es la más recomendada atendiendo a nuestro tipo de piel.

Podemos encontrar diferentes productos para exfoliar nuestra piel por ello también es importarte que tengas presente que puedes encontrar en el mercado diferentes tipos de exfoliantes: cremas, exfoliantes granulados, peeling químicos o toallitas.

Ten presente que existen exfoliantes que pueden utilizarse de forma diaria pero si te decides por un exfoliante casero se recomienda que sólo lo uses una vez por semana para evitar sufrir daños en la piel.

Y ¡como no! Consulta las opiniones de otros usuarios que ya han utilizado el producto, ellos te informarán de primera mano de los resultados.

Tipos de Exfoliantes:

Existen varios tipos de exfoliantes por lo que debes tener esto en cuenta para elegir el qué mejor encaje a tus necesidades. Puedes encontrar exfoliantes:
  • Exfoliantes Mecánicos: realizan la exfoliación gracias a sus ingredientes en formato micro-partículas como puede ser el azúcar. Esta exfoliación arrastra las células muertas de la superficie de la piel.
    • Exfoliantes Suaves: indicado para todo tipo de pieles ya que están formulados con ceras o a base de aceites.
    • Exfoliantes Fuertes: los gránulos son de mayor dureza como pueden ser los fabricados con huesos de frutas. La exfoliación que produce es más profunda por lo que se recomienda su uso en pieles resistentes.
Exfoliación mecánica:
  • Exfoliación Química:
    • Exfoliantes enzimáticos: formulado habitualmente por enzimas que se encuentran en frutos tropicales que no producen irritación en la piel ya que no se arrastran sobre la piel. Es una exfoliación más profunda y suave por lo que se recomienda para pieles sensibles y delicadas.
    • Exfoliantes químicos a base de alfa hidroxiácidos: son indicados únicamente para pieles resistentes, pieles grasas o con una sequedad extrema. Este tipo de exfoliación aumenta estimula la formación de colágeno por lo que hace que aumente el grosor de la piel.
Exfoliación química:

¿Cómo aplicar el exfoliante facial?

Cómo ya hemos indicado la exfoliación facial es un paso fundamental para conseguir un rostro lleno de vida y sin imperfecciones.

Para conseguir limpiar profundamente nuestra piel tenemos que seguir una serie de sencillos pasos para la aplicación de forma correcta de nuestro exfoliante:

Paso 1

Realiza una limpieza profunda del rostro eliminando cualquier resto de maquillaje o suciedad de la piel con una leche limpiadora y después utilizando un gel o jabón que se adapte a tu tipo de piel.

Paso 2

Se recomienda dejar la piel ligeramente humedecida para así facilitar la aplicación del exfoliante.

Paso 3

Aplica el exfoliante. Se recomienda empezar a aplicarlo empezando por la frente y continuando por la nariz, mejillas y barbilla. Para conseguir una exfoliación perfecta aplica tu exfoliante con pequeños movimientos circulares.

Puedes conseguir una exfoliación más profunda puede ayudarte de un cepillo facial exfoliante así eliminarás mejor las impurezas del rostro a la vez que estimula la regeneración celular.

Paso 4

Retira el exfoliante. Existen exfoliantes en el mercado donde no es necesario seguir este paso pero en su mayoría se necesita enjuagar y retirar los restos de producto de la piel con agua.

Después de seguir estos pasos puedes continuar con tu rutina diaria de cuidado facial con el uso del tónico facial, hidratantes, serum…