Coach Platinum Eau de parfum

Sin opiniones aún y sin preguntas aún


Presentación
-
Fragancia
-
Duración
-
Relación calidad/precio
-
Marca
Género
Hombre
Familia olfativa
Oriental Amaderada
Presentación
Botella con vaporizador
Opiniones(0)Escribe tu Opinión

Todavía no existen opiniones de este producto. ¡Escribe la tuya!

¿Quieres probar este producto y dar tu opinión?

Si te registras en Belletia podrás solicitar muestras de productos de belleza para probar en casa gratis.
También podrás participar en nuestro concurso mensual de productos de belleza.

  Regístrate ahora en un minuto

Cambiar País
Compras en Estados Unidos

No tenemos actualmente ofertas para este producto en Estados Unidos.
PreguntasHaz tu Pregunta
Todavía no existen preguntas sobre este producto. ¡Haz tú la primera!



Detalles

Cuando hablamos de visión moderna e innovación auténtica estamos hablando de Coach Las colecciones de esta casa de moda destacan por proyectar una actitud de espíritu libre y totalmente estadounidense. En todo el mundo, su nombre, es sinónimo de estilo neoyorquino afirmada en materia prima lujosa. 

En sus diseños de perfumería, también vemos plasmada notas de lujo y presentaciones de alta calidad, así como en Coach Platinum Eau de parfum, un aroma masculino incluido en la familia olfativa oriental amaderada lanzado en el año 2018 como obra del perfumista Bruno Jovanovic.

Su aroma fresco y especiado ha sido inspirado en el espíritu de la carretera, evocando un largo viaje alrededor de toda América que termina en la selva urbana de la ciudad de Nueva York. 

Se trata de un diseño cálido y sensual con una firma amaderada envuelta en irresistible vainilla. Entre pimienta y frutas refrescantes, flores, cuero y madera su estela viste al hombre aventurero y moderno que no tiene miedo de dónde la carretera puede llevarlo. 

Indicaciones

En este perfume vemos la inspiración de un coche clásico en carretera, que serpentea entre las desérticas rutas que ensamblan los estados de América. El hombre que lo conduce se siente cómodo consigo mismo y esta seguro que conseguirá lo que se propone. 

Estamos frente a una fragancia de estilo fresco, picante, dulce, empolvado, complejo y cautivador. Tal dinamismo se dirige al hombre atrevido y seductor, viajero y aventurero.

Consejos de uso

Los matices olfativos de Coach Platinum Eau de Parfum te guiarán en cada aventura de tu vida y siempre te apoyará, de manera que podrás llevarla a diario, a cualquier lugar y durante todos los meses del año. 

Pulveriza la fragancia directamente en tu piel, sobre los puntos de mayor presión sanguínea (de pulso) como interior de codos, muñecas, cuello, pecho y detrás de las orejas. Zonas que, por mantenerse cálidas, fijarán y conservarán la fragancia por más tiempo.

Finalmente envuélvete bajo una nube rociada sobre tu cabeza y hombros, dejándola caer sobre tu ropa. ¡Listo!.Que el camino te lleve a disfrutar la aventura de vivir.

Nos gusta por

Su carácter de uso diario entraña la simpatía de un aroma que acompaña, que define una personalidad, que vigoriza el impulso de libertad atrevida por recorrer lo maravilloso de la vida.

Dispone un nivel de fijación e intensidad moderada, no intrusiva. Entre sus notas dispone de un tacto cálido que realza el lado tierno del hombre; muchas veces menospreciado y con el que acentúa la esencia de la masculinidad en todos sus extremos.

Los detalles de su presentación son muy llamativos y estimulantes. El frasco se inspira en un coche de potencia con un cromado que contrasta con complementos en cuero negro; como los que cuelgan de su cuello, simbolizando una bonita tapicería.

Composición

Su pirámide olfativa se percibe tan atrevida como aventurera. Inicialmente, destella la mezcla de aceite de pimienta negra y bayas de enebro reforzadas por el aroma agridulce de la piña. Seguidamente, tiene lugar una mezcla distintiva y equilibrante en un corazón floral con notas herbáceas de la salvia y el geranio verde.

Su fase final, que permanecerá por horas; despertará el espíritu aventurero gracias a los acordes ásperos del cuero de una silla de montar, la exótica madera de sándalo y el pachulí. Todo esto endulzado con una gota de cálida vainilla curtida.