Lapidus pour Homme Eau de toilette

Sin opiniones aún y sin preguntas aún


Presentación
-
Fragancia
-
Duración
-
Relación calidad/precio
-
Marca
Género
Hombre
Familia olfativa
Oriental
Presentación
Botella con vaporizador
Opiniones(0)Escribe tu Opinión

Todavía no existen opiniones de este producto. ¡Escribe la tuya!

¿Quieres probar este producto y dar tu opinión?

Si te registras en Belletia podrás solicitar muestras de productos de belleza para probar en casa gratis.
También podrás participar en nuestro concurso mensual de productos de belleza.

  Regístrate ahora en un minuto

Cambiar País
Compras en Estados Unidos

No tenemos actualmente ofertas para este producto en Estados Unidos.
PreguntasHaz tu Pregunta
Todavía no existen preguntas sobre este producto. ¡Haz tú la primera!



Detalles

La marca Ted Lapidus ha sido catalogada a través de su historia como un icono de sofisticación y alta calidad. Entre sus creaciones destacan los trajes que usaron famosos artistas de todos los tiempos como John Lennon o Brigitte Bardot.

Con el respaldo de esta firma te queremos presentar Lapidus pour Homme Eau de toilette, una fragancia masculina de estilo clásico y atemporal. Lanzada en el año 1987 y creada por el maestro perfumista Martin Gras, este agua de tocador se mantiene vigente hoy en día con los usuarios más tradicionales y conquista nuevos adeptos en las generaciones más jóvenes.

En su aroma podemos encontrar el encanto y el anhelo de darse a conocer al mundo, siendo esta fragancia la compañera perfecta para el hombre que se mantiene al día en todos los aspectos sin importar la edad, de allí su característica atemporal.

El hombre Lapidus es elegante, con carácter y le gusta andar fresco en cada situación de su vida. La compañía para el camino, perfecta, silenciosa, fiel y aliada indiscutible a la hora de una buena velada, el romance y la seducción.

El más grande atributo de esta fragancia es la energía que permanece a través de las diferentes épocas dejando esa sensación de primavera sin fin.

Indicaciones

Ha sido creada pensando en el hombre que se siente a gusto con la persona que es y lo demuestra con elegancia.

Se recomienda utilizar en las horas de la noche y en las épocas más frías del año, el invierno y el otoño ofrecen la atmosfera perfecta para disfrutar de esta fragancia a plenitud.

Su longevidad va entre duradera y muy duradera. Su fijación es buena y se mantiene a lo largo de toda la noche. 

Se recomienda su uso en hombres entre treinta y sesenta años.

Consejos de uso

Aplica la fragancia sobre la piel limpia y seca para alargar sus notas a lo largo del día. Colocando el frasco del perfume a una distancia aproximada de quince centímetros del cuerpo vaporiza una o dos veces el contenido sobre la piel.

Aplica en las áreas más cálidas del cuerpo en las cuales las notas olfativas de la fragancia se evaporan más lentamente y de esta manera podrás deleitarte durante toda la jornada con su aroma. Estas áreas son el cuello, detrás del lóbulo de las orejas, el pliegue interno de los codos, debajo del ombligo, en el pecho y detrás de las rodillas.

Para aumentar tu experiencia con el uso de esta fragancia te sugerimos incluir en tu rutina diaria de higiene corporal otros productos de la misma línea como desodorante, gel de ducha o after shave.

Nos gusta por

Este agua de tocador llega de una manera muy particular a los sentidos de todos los hombres, sin embargo, en las mujeres también estimula sentimientos y sensaciones poderosas de atracción.

El aroma, aunque clásico, también se encuentra refinado, ligero y con un toque de atrevimiento muy sensual.

Composición

Lapidus pour Homme Eau de toilette pertenece a la familia olfativa Oriental.

En la salida encontramos notas frutales como la Piña acompañada de cítricos como el Limón, y completados con Lavanda, Artemisa y Bayas de enebro, aromáticas y masculinas. En el corazón Miel, Olíbano, Pino, Palisandro, Jazmín, Rosa y Lirio de los valles, aromas boscosos y dulces. En el fondo tenemos madera de Cedro y de Sándalo, Ámbar, Almizcle, Pachuli y Tabaco, sensuales, cálidos y terrosos.