La Femme Prada Eau de parfum

Sin opiniones aún y sin preguntas aún


Presentación
-
Fragancia
-
Duración
-
Relación calidad/precio
-
Marca
Género
Mujer
Familia olfativa
Floral
Presentación
Botella con vaporizador
Opiniones(0)Escribe tu Opinión

Todavía no existen opiniones de este producto. ¡Escribe la tuya!

¿Quieres probar este producto y dar tu opinión?

Si te registras en Belletia podrás solicitar muestras de productos de belleza para probar en casa gratis.
También podrás participar en nuestro concurso mensual de productos de belleza.

  Regístrate ahora en un minuto

Cambiar País
Compras en Estados UnidosCambiar País

No tenemos actualmente ofertas para este producto en Estados Unidos.
PreguntasHaz tu Pregunta
Todavía no existen preguntas sobre este producto. ¡Haz tú la primera!



Detalles

La Femme Eau de parfum nace de la inspiración de esta prestigiosa firma con la intención de definir la mujer Prada, trascendiendo la idea de que una sola personalidad pueda representar el universo contenido en una fragancia. 

A mediados del año 2016 Prada nos deleita con esta especialidad en la que logra reunir múltiples personalidades elogiando así la individualidad y distinción de cada mujer que la lleva consigo. El resultado es un aroma perfilado para todo tipo de mujer, única y excepcional.  

La nariz responsable de esta esencia es la de la perfumista Daniela (Roche) Andrier. Su composición integra la familia floral olfativa para mujeres. La intensidad de su aroma mantiene el estilo clásico de Prada y alcanza transportar a quienes la seleccionan hacia un viaje hipnótico y seductor a lo largo del tiempo, el espacio y la memoria.

Indicaciones

Un tipo de fragancia como La Femme Prada Eau de parfum es perfecta para hacer notable en toda ocasión tu sensualidad, feminidad y elegancia. Hacer notorios estos rasgos propios de la naturaleza femenina es sinónimo de que fortalece todo tu atractivo

Déjate llevar y conéctate con la euforia sensorial que despierta este aroma para que fluya con plena libertad, la actitud que ella misma define de ti.

Consejos de uso

Una aplicación moderada es suficiente. Puedes colocar tan sólo unas pocas gotas en tu mano y luego frotar detrás de las orejas y el cuello.

Si deseas acentuar tu expresión con mayor desprendimiento de la fragancia coloca un poco más en tus muñecas. Esta es una zona clave del cuerpo para una mejor extensión del aroma y en la que perdura todo el día.

También puedes fortalecer el aroma en tu piel con el uso de los diferentes productos de cuidado personal de la gama La Femme de Prada.

Nos gusta por

La efusiva llamarada sensorial que despliega esta fragancia, con la entremezcla de lo fresco y exótico de sus componentes.

Por otro lado, la elegancia y sensualidad no se limitan al interior de la botella con la sola fragancia.  Estas se derrochan excepcionalmente en la estética y el delicado diseño arquitectónico del frasco. Es un estilo completamente de joya que refleja el exotismo e iluminación propia de la fragancia y de la mujer que lo lleva puesto. Imposible no notarlo.En los colores, los detalles de grabado y relieve se puede apreciar el estilo clásico y sobre todo distintivo de la firma. Todo un diseño de lujo para deslumbrar en tu neceser.

Composición

Prada ha sido cuidadosamente selectiva en los ingredientes que darían el toque de distinción característico a La Femme Prada Eau de parfum. 

Esta fragancia que expone lo singular y diferente de cada mujer, deja expuesto inicialmente el aroma de especias y la suave avidez de la cera de abejas que poco a poco abren paso al corazón de la fragancia dominado por frangipani (plumaria) y ylang-ylang. Las flores de frangipini son conocidas por su frescura y sobre todo por su feminidad y sensualidad.  Este toque delicado y exuberante que rememora la frescura del rocío atenúa su intensidad con la envoltura de nardos e iris, uno de los componentes más caros en la palustre de los perfumistas. De fondo desprende el dulzor y calidez de la vainilla también suavizado por el ylang-ylang. El toque final que completa la fragancia es posible con la destilación de la feminidad del vetiver. Toda una combinación embriagadora de lo clásico y lo exótico.